ENTRADAS ABONOS

I make the world (Creando el mundo)

2016

15 de mayo, 2016

Información

Dirección
Aleksandra Lovyannikova
Producción
VENTA DE ENTRADAS FINALIZADA

Sobre la obra

“He creado esta obra porque toda mi vida he trabajado con papel y sé que podemos hacer de todo con ello. En este montaje los actores crean el mundo a partir de papel, y durante la clase magistral, los niños aprenden algunas cosas sencillas. Espero que cuando lleguen a casa, quieran repetir y hacerlo incluso mejor”, expresa la directora de este peculiar “espectáculo-juego-masterclass”, Aleksandra Lovyannikova.

Y es que Creando el mundo es un espectáculo de la compañía rusa The House of Fanny Bell dentro del marco del proyecto Baby-Stage. Está diseñado especialmente para las audiencias más jóvenes, teniendo en cuenta su percepción y su psicología. Los niños y sus padres entrar en una acogedora carpa esférica azul –un lugar para esconderse o para estar refugiados sobre un cojín- y poco a poco la tierra surge y se va creando la civilización. Un rollo de papel azul se convierte en un ancho río, las luces reflejan un arco iris en el cielo, una nube emerge de un arrugado trozo de papel, una casa con luz en sus ventanas revela el hogar en una simple bolsa de cartón con una linterna… Dos actores organizan paso a paso un mundo brillante de papel, y, al mismo tiempo, se juega con las palabras con el fin de ampliar el vocabulario de los niños: iceberg, esquimal… Imágenes simples y sonidos musicales inusuales mantienen la atención. La segunda parte es un taller lúdico sobre la creación, en la que el niño construye su propia historia de papel. Todos juntos hacen aves y catalejos, y las casas y las nubes surgen de una hoja de papel. Después, se juega, para que el niño sienta que el teatro es un lugar realmente agradable y lleno de maravillas… Sueños para crear un mundo de la nada, magia oculta en las cosas más simples…

The House of Fanny Bell es un teatro de cámara para toda la familia especializado en teatro infantil y clásicos de la literatura, en plena combinación con las formas más contemporáneas. Su filosofía es potenciar el desarrollo del niño, enseñarle a ser él mismo, hacer amigos y no replegarse sobre sí mismo, fomentar la curiosidad y la creatividad, y, además, mantener el ambiente de casa del teatro: habitualmente se pide a los espectadores de su teatro en Rusia que se quiten sus zapatos y se pongan sus zapatillas. En este peculiar teatro no se necesitan gafas, el público se encuentra en las proximidades del escenario, pues, desde una distancia de unos pocos metros se pueden ver los detalles más pequeños. También suelen acompañar las obras de música en directo y combinan juego y pretensión artística. La posibilidad de participar en el espectáculo a la par que los actores contribuye a que el mundo mágico del teatro se cree en equipo. Porque ¿no es idealmente así también el mundo real?

A PARTIR DE TRES AÑOS.

La prensa dice

Documentos

VIDEO

Con el apoyo de

Proyecto digital desarrollado por